Lo que hay aquí:

jueves, 26 de agosto de 2010

¿Quieres decir que el amor te vuelve como una especie de zoológico?

Eva sale de clase a las seis y media y llega a su casa a las siete. En esa media hora que dura el trayecto de autobus sonríe porque es viernes, lo que significa que mañana será sábado, lo que significa a su vez que Lucas vendrá a verla de nuevo. Sube las doce escaleras que hay hasta llegar a su cuarto. Se desnuda y deja el uniforme medio doblado sobre la silla del escritorio, después busca en el armario algo más cómodo que ponerse para estar por casa. Enciende el ordenador para comprobar si hay algún mensaje nuevo en su bandeja de entrada. Mientras tanto revisa también el movil. Sonríe al ver un sobrecito en la pantalla, y sonríe aun más al ver que es un mensaje de Jorge, preguntándole si le apetece ir al cine el sábado por la tarde. Eva duda antes de contestar. En cierto modo ya tenía planes para el sábado por la tarde y esos planes se llaman Lucas... pero, también es verdad que hace mucho tiempo que no ve a Jorge y quizás no estaría mal quedar con él y recordar viejos tiempos. Deja el movil sobre la mesa con un interrogante mental. Busca en su correo electrónico los mensajes recibidos, hay tres nuevos. Uno es de Julia que le manda saludos desde Holanda y un par de fotos adjuntas. El segundo es publicidad de "casa del libro" que anuncia nuevas ofertas de gastos de envio gratis. Y el tercero es de Lucas, que le envía parte de una canción: "Solamente quiero qe seas tú , mi locura , mi tranquilidad y mi delirio , mi compás y mi camino..." Eva sonrie al tararear en su cabeza la melodía de aquella canción. Coge de nuevo el movil y vuelve a leer el sms de Jorge...no sé qué hacer, piensa Eva mirando simultaneamente el movil y el ordenador. Quizás si quedo con Jorge no debería comentárselo a Lucas, se dice para sí misma, aunque tarde o temprano se terminaria enterando...además, tampoco es que estemos haciendo nada malo, ¿no? y por otra parte Lucas y yo tampoco tenemos nada serío, no tendría por qué molestarle...Eva sigue con aquel monólogo interior mientras tocan a la puerta.

- ¡Adelante! - grita mientras cambia de pantalla en el ordenador.

Su hermana Carlota entra como una bala en la habitación.

- Eva, Eva...-dice extasiada- no sabes lo que me ha pasado hoy...

Eva la mira fingiendo ponerse sería y receptiva ante las explicaciones de su hermana de siete años. Hace un pequeño gesto con la mano indicandole a esta que se siente en la cama, Carlota lo comprende al vuelo.

- ¿Y bien...qué ha pasado?  - dice Eva acomodándose junto a su hermana en la cama.

- Pues la tonta de Laura Aguilar, que va diciendo por el colegío que Carlitos Pineda y yo somos novios...- dice Carlota mostrando su disgusto.

- ¿Y qué hay de malo en eso?

- Pues que no somos novios...y la pija reprimida de Laura Aguilar se lo inventá para fastidiarme, y ya se podia inventar que soy novia de Luis Robles, que es más guapo, juega mejor al fútbol  y además se le dan bien las matemáticas...- Carlota deja caer su cuerpo sobre la cama y fija su mirada en el techo.

- Tú no le hagas caso, es idiota, verás como dentro de dos días se le ha olvidado todo y no te dice nada más. - Eva y Carlota comparten una mirada cómplice.

- ¿ Tú tienes novio Eva? - pregunta Carlota interesada.

Eva duda unos instantes antes de contestar...en realidad no lo sabia, no sabia qué era aquello que había entre Lucas y ella y porqué Jorge se esperaba para aparecer en su vida siempre  en los momentos más inoportunos, cuando los temas sentimentales más o menos empezaban a irle bien.

- No...- musita dubitativa.

- ¿Y te has enamorado alguna vez?- la curiosidad de Carlota se refleja en sus grandes ojos verdes.

- Supongo..que sí, bueno, o algo parecido...- dice Eva sin mucho convencimiento.

- ¿ Y qué se siente? - vuelve a preguntar Carlota con insistencia.

- Pues...- Eva hace un gesto con los ojos hacia arriba, como intentando trasnformar en palabras las emociones - se te llena la cabeza de pájaros, y sientes un hormigueo extraño por todo el cuerpo...es como si tuvieras mariposas en el estómago...

- Eva, ¿quieres decir que el amor te vuelve como una especie de zoológico? - dice inquietante Carlota.

- ¿Por qué dices eso? - pregunto risueña Eva.

- Porque tú dices que se sienten como bichos dentro...además el otro día te oí mientras hablabas con Alejandra en tu habitación y ella te dijo que Fabián la ponia burra...- Eva intentaba contener la risa mientras escuchaba las explicaciones de su hermana- y para colmo luego tú le dijiste que era una zorra por decir esas cosas...¿que tienen que ver los burros y las zorras, Eva?

- Aii.. Carlota- suspiró Eva-...cuando seas mayor lo comprenderás todo, ya verás...- le pasó la mano por el pelo a su hermanita.

- Pues tú tampoco eres tan mayor que solo tienes diecisiete...- Carlota sacó la lengua en forma de burla - Jó, me parece a mí que esto del amor es demasiado complicado...

No sabes cuanto, pensó Carlota mientras volvía a leer el mensaje de movil.

Mamá gritó desde la cocina que era la hora de cenar. Carlota salió corriendo a toda prisa porque queria ser la primera en llegar a la mesa para poder elegir lo que poner en la tele. Eva, en cambio, bajaba despacio las escaleras...el amor es como un zoológico, dijo para si misma, nunca se me habría ocurrido pensarlo de esa manera. Pensó entonces en el sábado por la tarde y sonrió.

1 comentario:

Winter Star dijo...

jajaja :)

Me encanta :D