viernes, 26 de noviembre de 2010

París no es solo para los enamorados. (VII)

Era la hora de volver.

Y llovía, mucho. Como si Paris nos fuese a echar de menos. "Tranquilo, volveremos el 19 de Junio del año siguiente" le digo a la ciudad de la luz. Nos lo habíamos prometido. Ella estaba terminando de meter las últimas cosas en la maleta. Un mechón de pelo le cuelga por el hombro acariciándole la parte superior de la espalda. Es preciosa. Miro en mi muñeca el símbolo tatuado del infinito. "sí, pequeña, será para siempre..." me digo a mi mismo. Para siempre, me repito, ¿para siempre?, no me reconozco, nunca me vi capaz de estar con una persona para siempre porque "para siempre" es demasiado tiempo... Ella se gira y me mira "¿qué estás pensando", me pilla descentrado, "nada" le suelto. "Siempre me dices lo mismo..." suspira. "Porque siempre me preguntas lo mismo" le digo. "¿Tienes ganas de pelea?" responde, y  se lanza hacia mi tirándome sobre la cama en la que estaba sentado. "Ten compasión..." susurro. "No la mereces" dice, y junta sus labios con los mios, y nuestras lenguas se abrazan a la par que se entrelazan nuestras manos. La quiero, como quiero a cada uno de los recovecos de su cuerpo. Y aquella situación me recuerda a tiempo atrás...a una tarde lluviosa de finales de verano.

Ella me había acompañado a la biblioteca a últimar los detalles del proyecto.

- ¿Vendrás a verme cuando esté en Berlín? - le pregunto guardando los libros en la cartera.

- ¿Tan seguro estás de que te van a dar la beca? - me dice ella saliendo por la puerta.

- Sí.

- ¿Te he dicho ya  alguna vez que eres un creido de mucho cuidado? - dice cogiéndome del brazo.

- Me lo dices amenudo, pero te olvidas de que soy muy guapo también - bromeo y ambos nos echamos a reir. - ¿dónde te vas ahora? ¿a casa?

- Le he dicho a mi padre que pasaría la tarde en casa de Julia...- me dice.

- ¿Mintiéndole a papá?, ui ui ui - murmuro- eso no se hace, te estás volviendo una chica mala...

- Tienes razón, y todo es desde que me junto contigo...voy a tener que ir borrando tu nombre de mi agenda. - murmura.

- No te lo crees ni tú. - la cojo entre mis brazos.

- Creido - dice.

- Y a ti que te encanta - le susurro.

- Tonto, imbécil, idiota, flipado... - exclama ella.

-¿Te sabes alguno más? - respondo.

- Muchos...¿Vamos a tu casa? - pregunta y sigue andando como si nada.

- Sin duda alguna, te estás volviendo una niña mala...- digo. Ella me mira y se sonríe. Me encanta.




(continuará...)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya era hora.. tenia ganas de esto =)

DANYGIRL dijo...

Sin duda... para siempre es demasiado tiempo.