Lo que hay aquí:

sábado, 6 de agosto de 2011

me dijiste "píntame", y pinté una luna.


Dedico siete minutos a abrir la puerta. La llave no encuentra el cerrojo. Yo no me encuentro a mi misma. Hoy te he visto, de lejos. Ajeno a mi. Ajeno a todo. En ese mundo tuyo al que quiero viajar algún día, o alguna noche. La Luna me ha acompañado a casa. He perdido a mitad del camino los tacones. Se los pondrán ahora los gatos para salir de fiesta. Recorro a tientas el pasillo, ha crecido, hoy es más largo. Llego a mi habitación. Me dejé la luz encendida. Me tiro en la cama. El ventilador da vueltas. Y sigo teniendo calor. Todo da vueltas... Me río a solas de lo puta que es la vida. Miro al trozo de cielo que no tapa la persiana. Parece que va a amanecer, tarde o temprano. El corazón me late fuerte, y rápido. Mis ralladas existenciales y mis movidas emocionales me agobian. Me quito las horquillas y dejo libre mi pelo. Respiro profundo. Me sobran las pulseras, las medias. Me sobra el vestido, y la ropa interior.

Apago la luz.

Me sobra todo...y me faltas tú.



5 comentarios:

Yellowprincess dijo...

La entrada es preciosa, me encanta como escribes! sigue asi <3

Ross Shakesheave dijo...

Algún día puede que le sobre su mundo y se dé cuenta de que le faltas tú.

Javi dijo...

No busques, encuentra

Yo dijo...

Marinaaaaaaaaaaa esto me ha encantado, tú siempre en tu línea.

un beso

neonenHD dijo...

Le ves de lejos... pero no te acercas. En ocasiones el camino más largo hacia una persona es simplemente el camino recto que no se pretende recorrer... si no estas en su mundo tal vez es porque aun teniendo la llave, no quieres usarla... no hay razón de queja.

Lo mejor: "Recorro a tientas el pasillo, ha crecido, hoy es más largo"
Lo no tan mejor: La brevedad del texto (aunque puede que ahí radique parte de su belleza).