Lo que hay aquí:

domingo, 18 de septiembre de 2011

atraes a los relámpagos.

- Parece que va a llover...- digo susurrando al viento.

- Pero, ¿tú le quieres? - me pregunta. Tajante. Seguro. Directo. Y su pregunta me inquieta. Me estremece. Me agobia de una manera sobrehumana.  "¿tú le quieres?", me repito a mi misma. No sé que contestarle. O sí, pero no quiero hacerlo. No todavía. Me mira ansioso, a la espera de una respuesta. Entreabro los labios. Suspiro. Solo me sale decir: 

- Siempre me dieron miedo las tormentas. 

Y empieza a llorar el cielo, con fuerza. 

3 comentarios:

Javi dijo...

Ganas de otoño, ganas de invierno...

Naoko dijo...

Me encantan estas entradas tuyas tan cortas. Hacen que mi imaginación vuele a la escena.

danilita21 dijo...

El cielo le responde lo que deseamos ignorar