Lo que hay aquí:

sábado, 7 de julio de 2012

7 de Julio.

Después de nadar en las aguas
frías
de la piscina en la que bucean los sueños.

Después de decidir
de qué manera
íbamos a quitarnos
la vida,
          un día de estos.

Después de tatuarnos
con boli
una nube de algodón
de azúcar.
               Y mordernos.

Después de sonreír
por cualquier
motivo
(in)explicable.

Después de leer
curiosos
el último párrafo
de uno de los libros
de Auster,
y darnos cuenta de que era verdad.


Nos besamos.

Y desde entonces,
en nuestros corazones
-fluorescentes-
siempre es
verano.

6 comentarios:

Javi dijo...

En verano hay mosquitos :)

Yellowprincess dijo...

Muy Marina. Echaba de menos esas entradas

Te susurraré... dijo...

Que siempre sea verano ayuda en el día a día.
Siempre te lo digo, da gusto verte feliz.

Besos.

Tequila Limon y Sal dijo...

¿Verano? ¿No es una estación demasiado calurosa para dos corazones?

Princess_of_Hell dijo...

Mira que te sigo desde hace un montón, y es que me sigues soprendiendo con cada entrada.

Rufo dijo...

muy buenas Marina, ya hace tiempo que no sabes dime jejeje,,en fin que no te dege comentarios no significa que no te siga, venga animoooooo.. un saludo....