lunes, 22 de octubre de 2012

Del griego kalós (bella) éidos (imagen) scopéo (observa).

Entonces cae sobre mi la dulzura innata de tu cuerpo

 y tus brazos me aprisionan contra la cama deshecha.


Y en esa jaula de amor me siento libre,

 como un pájaro que se refugia del frío viviendo en un verano eterno.

2 comentarios:

Yellowprincess dijo...

Breve, pero intenso.
Me encanta como describes las sensaciones. Creo que a mi también me gustaría esa jaula.

Francisco José López Olmos dijo...

Sólo el título me ha ganado. Hace tiempo que no te firmo, pero no tiempo que no te leo.