Lo que hay aquí:

martes, 20 de noviembre de 2012

Le dije:

Querida,
nuestra concepción del amor es diferente.

Yo no entiendo el amor como una guerra.
No se puede conquistar un corazón por la fuerza, como un país.

No voy a luchar por algo que no debería tener dueño.

3 comentarios:

Tequila dijo...

Yo pienso en la lucha, hasta que sea vencida.

Besos!!

tierramojada dijo...

"No voy a luchar por algo que no debería tener dueño".

Un corazón nos pertenece cuando nos lo entregan, cuando nos lo abren al cien por cien. Y ni con ésas debería llamarse "pertenecer".

Qué bien definido, Marina.

danilita21 dijo...

Las palabras más concretas suelen acabar en las acciones más necias...