domingo, 2 de diciembre de 2012

Persona.

Perdóname.

Acabo de darme cuenta
de que todas las cosas que odio de ti
yo también las tengo.

Que mi paraíso es tu infierno,
que mi infierno es tu paraíso.

Y contra eso no hay quien luche.

Será este maldito pueblo,
el ensordecedor sonido de sus olas,
la luz cegadora de faro.

Será esta puta nostalgia,
y la melancolía
y todo el amor que tengo
reventándome las entrañas.

Será que te quiero
como no he sabido querer al resto.


Eres un lobo con piel de oveja.

Eres un monstruo.

Y  yo,
después de leer a esos poetas rusos,
después de ver ese conjunto de fotogramas de Bergman,
me he dado cuenta de que soy igual que tú,

pero con otro cuerpo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buena adaptación del film.