Lo que hay aquí:

sábado, 19 de enero de 2013

Reflejo en un charco.

La vida te sumerge.
Te da vueltas.
Te desnuda.
Te abraza.
Aprecia tu fragilidad.

El Universo te regala
un bonito día de lluvia,
te dice
deja de preguntarte por qué
y disfruta de las gotas que se deslizan por la ventana
como los dedos de un amante se deslizan por una espalda
lentos
suaves
húmedos.

La vida te da motivos.
Te descubre.
Te viste.
Te besa.

Te dice
tranquila
yo cuidaré de ti.

1 comentario:

Javi dijo...

La lluvia ha hecho mucho bien.
¿No has sonreído?