Lo que hay aquí:

martes, 5 de febrero de 2013

El tiempo del silencio.

Mi corazón quiere mutilarme el pecho y huir de aquí. Dice que ya no lo soporta.
Le pido que aguante un poco más. Solo un poquito. Le prometo que pasará cualquier cosa.
Y me pregunta: ¿qué? todo el rato. Y le respondo: no lo sé. Nadie lo sabe. Pero pasará algo, alguna vez.
Y él no se queda tranquilo y late en compases extraños para joderme la vida.
Me pide que no escriba. Hasta que todo se arregle. O se rompa.
 Me dice a gritos: tú conoces el peligroso poder de las palabras.

1 comentario:

danilita21 dijo...

Deja que escriba en cantidades desbordantes, eso le da energía.