Lo que hay aquí:

jueves, 7 de febrero de 2013

Ya está.

Querer solo un rato es
lo fácil.

Acaba de salir de aquella habitación
y todo le resulta muy extraño.
Ha llegado a pensar que el problema radica
en su percepción de las cosas,
del mundo,
de todos y cada uno de los matices que definen una acción.
Hace frío pero aún así
nada supera al hielo de esa despedida.
Nadie ha dicho "te quiero",
ella lo ha pensado mientras pulsaba el botón del ascensor.
Pero no ha querido decirlo.
¿Para qué?
¿Qué es el amor?
¿Va a hacer el amor que cambien las cosas?
Deja de hacerse preguntas.
Por primera vez no piensa en nada.
El viento la traspasa como si fuera un ser volátil,
recorre la tranquilidad de la calle desierta
cobijándose bajo las luces de las farolas
un par de gatos la ven pasar.
Yo, también la observo desde cerca:
tiene los ojos oscuros como la noche
sangre cálida en los labios
la mirada penetrante y perdida
de los que aman de verdad,

y se siente
completamente vacía.

3 comentarios:

Pez de ciudad. dijo...

Precioso, otra vez ;)

Anónimo dijo...

Je voulais vraiment développer une petite remarque pour dire merci à fantasiaindefinida.blogspot.ru pour certaines des recommandations étonnant que vous écrivez sur ce site. Mon apparence Internet a considérablement à la fin été reconnu par des suggestions brillantes pour échanger avec mes hôtes. Je voudrais affirmer que les visiteurs du site que nous sommes réellement très chanceux d'exister dans une communauté merveilleuse avec tant de personnes remarquables avec les principes très bénéfique. Je me sens très chanceux d'avoir utilisé votre page Web entière et j'ai hâte de nombreuses fois plus brillante lecture ici. Merci encore pour tous les détails.

danilita21 dijo...

Has logrado otorgarle un valor a la descripción bastante realista, sin salir de lo romántico.

Un abrazo.

PSDT: cuidado con los gatos, suelen no quedarse observando durante mucho tiempo.