Lo que hay aquí:

lunes, 20 de mayo de 2013

Dijo:

"Vomita el humo de la urbe, déjate atropellar por los viandantes, no mires el reloj mientras esperas a que el semáforo se ponga el verde. Escribe cartas con epitafios y entiérralas profundo. ¿De qué huyes? ¿Por qué te duele tanto la vida? ¿Cómo has hecho para ponerte alrededor del corazón un alambre de pinchos sin dejar cicatriz exterior? Sístole. Diástole. ¿Sientes lo que implica existir? ¿Es esto lo que te prometieron?
Escribe cartas para todos. No seas egoísta. Cuéntales esos momentos en los que te hicieron sonreír.
Y después apaga la luz. Desaparece como un gato en mitad de la noche. Rápido y en silencio.
Escribe cartas para todos. No seas egoísta. Deja que conserven un poco de ti." 

No hay comentarios: