Lo que hay aquí:

lunes, 13 de mayo de 2013

Un poema para Julia.

No voy a leerte cuentos de Poe,
ni a jugar contigo al escondite.

No te llevaré al parque,
ni te compraré un maravilloso artilugio con el que hacer burbujas de colores.

No te acurrucaré en mi pecho cuando estés triste,
ni dejaré la luz del baño encendida por las noches, si tienes miedo.

No colgaré tus dibujos en la nevera,
ni te haré fotos cuando sonrías.

No te contaré mi viaje a la India,
ni te hablaré de mi primer amor.

Llegaré tarde a la fiesta
de mi treinta cumpleaños,

escribiré un libro
plantaré un bosque
pensaré en ti, Julia,
antes de morir.


2 comentarios:

Javier González Calabria dijo...

¿Cuántos sombreros quieres?

N dijo...

Creo que si escribes un libro y mencionas a una persona, es el mayor detalle que puedes tener con ella.
Un besín