lunes, 3 de junio de 2013

La última carta.

What happened that night, inside your hours,
is as unknown as if it never happened.
What accumulation of you whole life,
like effort unconscious, like birth
pushing through the membrane of each slow second
into the next, happened
only as if it could not happen,
as if it was not happening. 

Tu problema - me dijo - es que sientes demasiado. Dramatizas demasiado. Lo vives todo con demasiada intensidad. Lees La última carta que Hughes le escribió a Plath y lloras. Lloras con cada verso. Te tiembla el cuerpo. Aprietas los labios y cierras los puños con fuerza. Veo en tus ojos tantas emociones contrapuestas. Porque odias a Ted y amas a Ted. Porque ese poema te parece de una sinceridad tan bella y terrible que no soportas leerlo, pero necesitas hacerlo. Eh, acéptalo de una vez, hay teléfonos que suenan toda la noche sin que haya nadie para descolgarlos a tiempo. 



No hay comentarios: