sábado, 10 de agosto de 2013

Ahora.

Ahora que no nos conocemos

que podemos cruzarnos por casualidad en cada semáforo

en cada parque

en cada isla desierta.


Ahora que justificamos los pecados

con un me apetecía

con un fue culpa del alcohol

con un lo siento.


Ahora que unos animales del bosque

sonríen orgullosos

y bailan

y cantan canciones

y gritan la vida es maravillosa

mientras otros cuelgan el peso de sus cuerpos


en sogas atadas a las ramas de los árboles.


Ahora que llega el momento clave

y escribo poemas

y digo aguanta

y una voz me promete que las cosas cambiarán,


que el final es otro.


Ahora que miro la playa

y pienso en Pizarnik

en Plath

en Virginia

y las resucito a veces, para llorar con ellas.


Ahora que cualquier infierno

es menos infierno

que escuchar vuestros nombres.


Ahora que la luna es solo una sonrisa sin ojos

un adorno en el negro

una cuna de niños muertos

un sonido en la oscuridad.


Ahora que pienso en el silencio que otorga abrazar

lo único real y eterno.

Que encuentro el pasado en los reflejos

y soy consciente de que el espejo no dice siempre la verdad.


Ahora.

Ahora.

Ahora.

No hay comentarios: