Lo que hay aquí:

jueves, 8 de agosto de 2013

Coartada.



Culpa a la poesía,

diles que me fui volviendo loca.


Inventa explicaciones,

para quien las necesite. 




 Cállate tu miedo,

no confieses que temías que al mirarte a los ojos te viese por dentro.


Y por último:

guárdame entre los libros de tu estantería,

y múdate de casa.




No hay comentarios: