Lo que hay aquí:

sábado, 7 de septiembre de 2013

Prefiero las ruinas.

Prefiero la soledad de las arañas. Los fantasmas que se maquillan en los espejos rotos de las casas en ruinas. Prefiero el silencio de las ventanas cerradas. La luz que se cuela a través de las grietas de la pared. Prefiero los jardines abandonados. La hierba por las rodillas, el paraíso de las hormigas. Prefiero las cerraduras oxidadas. Las estanterías llenas de libros llenos de historias.  Prefiero el polvo. Los animales de cristal sobre el aparador. Prefiero la tenebrosa mirada de los cuadros del pasillo. El baile de pies hasta la habitación del fondo. Prefiero la crueldad de este lugar olvidado. La hermosa sensación de que somos tiempo que avanza. Prefiero el amor. La sensación de eternidad que otorgan los segundos que dura un beso.

No hay comentarios: