Lo que hay aquí:

sábado, 9 de noviembre de 2013

A las cuatro y media de la mañana.



Siempre hay un teléfono que comunica
una farola que parpadea
a las cuatro y media de la mañana.

Un libro por la mitad
una radio medio rota
en la que suena una canción en inglés
que no entiendes. 

Un silencio que te hace pensar:

Somos lo que hemos perdido.

* * 

Siempre hay un teléfono que suena
la luz tenue de una lámpara
a las cuatro y media de la mañana.

Un cigarrillo a la mitad
unos ojos que te acarician el alma
una belleza profunda 
que no entiendes,
pero que adoras. 

Un suspiro que te hace pensar:

También somos lo que ganamos al perder. 


3 comentarios:

danilita21 dijo...

Siempre hay algo para decir cuando se está despierto a las cuatro de la mañana. Que bello

Pio dijo...

"Somos lo que hemos perdido" es la definición...

N dijo...

Creo que, si hay motivos para estar despierto a las 4 de la mañana, son motivos suficientes para escribir sobre ello.

Un besín!