Lo que hay aquí:

domingo, 8 de diciembre de 2013

No hace frío si laten fuerte los corazones.

El tiempo está para gastarlo
equivocándose de parada de metro
corriendo entre la multitud para no llegar tarde al teatro
haciendo una foto que siempre es la última
viajando por el cielo teleferico de Madrid
leyendo a Dorsky
o hablando sobre la magdalena de Proust. 

El tiempo está para vivirlo,

atardece el domingo y me descubre 
escribiendo un poema con el que acariciar 
los besos de película 
de mi chico de cine.

3 comentarios:

Javi dijo...

¿Y qué hace latir los corazones?

N dijo...

Tienes toda la razón, el tiempo está para gastarlo en esos pequeños detalles que nos hacen vivir.

¡Un besín!

Pio dijo...

Gastar el tiempo...suena bien