Lo que hay aquí:

jueves, 2 de enero de 2014

Escribir sobre alguien es otorgarle la inmortalidad.

"Everything not saved will be lost."

-mensaje al cerrar una pantalla en Nintendo-


Es curiosa la facilidad con la que se emborronan los recuerdos. Como algo que  vivíamos tan nítido en nuestro imaginario, ahora se ve difuso, como si la memoria fuese un miope que no lleva las gafas puestas. Es curioso como a veces, los recuerdos que permanecen más aferrados a nosotros, son pequeños detalles que en su día no gozaron a penas de importancia, y que el tiempo magnifica y engrandece, enmarca y colecciona. La manera que tenía de recogerse el pelo, la forma en la que cortaba una cebolla, el día que te hizo zumo y te compró medicinas, la palabra que repetía siempre antes de colgar el teléfono, cómo pulsaba el botón de disparo de la cámara de fotos o la cantidad de luz exacta que se reflejaba sobre su cuerpo mientras dormía en el sofá aquella tarde cualquiera.  





No hay comentarios: