Lo que hay aquí:

jueves, 20 de febrero de 2014

Micro autobiografía.

Yo soy
estas manos
una cicatriz en la frente
un corazón defectuoso
la página en blanco
un estómago celoso
unos pulmones sucios
los ojos cerrados.

Vivo en una sala de espera
respondo cuando dicen mi nombre
me maquillo para salir de casa
lamo mi herida

como vosotros.


Me pierdo en esta ciudad
y en esta habitación
y en este cuerpo,
porque no entiendo los mapas
y no sé qué palabra falta en el crucigrama.

Me gusta la oscuridad del cine
y la soledad
de los bancos de los parques.

Leo a Pizarnik y lloro
porque está muerta.

Cada vez que me piden fuego pienso
que aquellos hombres que existieron hacia el 500.000 a.C
hubieran sido felices teniendo
un mechero.

Dices que esto no es poesía,
lo sé,
esto es solo la excusa
y eso me basta.

Dices que hable para romper
el silencio
y yo me pregunto quién va a limpiar después los pedazos.

Paso horas mirando la foto de mis padres en Marruecos
y abrazo su esencia como se abraza lo verdadero.

Tacho los días que pasan en el calendario,
soplo las velas que indican que he sobrevivido
veintiún inviernos.

Mi abuelo no recuerda cuántos años tiene
me pregunta que quién soy
y le digo
tranquilo, yo tampoco estoy segura.
Mi abuelo me abraza y musita te quiero
la memoria nunca mata lo importante.

6 comentarios:

Cercatore dijo...

¡Hermoso!

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

La poesía es siempre una excusa.

Una excusa para recordar que estamos vivos y que no

vamos a dejar que la vida nos entierre la memoria antes de tiempo.

Una excusa, sí, es la poesía.

Una excusa para encender algo que muchos no

saben ni que existe

algo que muchos no

sienten

algo que muchos no

dudan en zarandear estrujar maltratar aniquilar.

Bendita excusa, pues, la poesía.

Marina, sé lo que quieres decir con el corazón defectuoso, pero nunca un corazón es defectuoso si recuerda abrazar a su abuelo cuando él está perdido...

Gracias por tu comentario en mi planeta, sí, son mías las viñetas :) Si no las dibujara yo haría años que lo hubiera olvidado completamente todo.

Un abrazo.

tierramojada dijo...

Me ha matado el final. Me ha dado un vuelco el corazón. Me ha saltado las lágrimas.

Idolidia Glez dijo...

Amiga que hermoso pero que triste! Es cierto que hay cosas que lo marcan a uno pero que rico se siente cuando uno busca su propia felicidad y le demuestra a otros que siempre se puede tener lo que uno realmente quiere.Es siempre dando lo que quieres la misma vida te lo devuelve.
Muy lindo lo que escribiste. Un abrazo!

Javi dijo...

Eres una gran persona, difícil, pero una gran persona.

tierramojada dijo...

He entrado buscando este.
El mismo vuelco al corazón; esta vez aún más intenso.

Te quiero, pequeña Marina.