martes, 17 de junio de 2014

Mientras intento encenderme un cigarro.

Huele a verano pero hace frío, en este lugar al que el mar siempre vuelve. Encuentro una foto entre los libros de la estantería. Dos caras sonriendo entre Kerouac y Hemingway. Mi corazón golpea la pared como un puño. Intento creerte cuando hablas de amor. Reconstruir la confianza, como un castillo de arena que espera sobrevivir a la siguiente ola. Me gustaría escapar contigo de la complejidad de este mundo. También me gustaría que le quedase gas a este jodido mechero.

1 comentario:

Yo dijo...

Nenaaaaaaaaaaa no fumes que es malo. besos