martes, 11 de noviembre de 2014

Los minutos extraños.

«Gide dice que el infierno de esta vida 
es tener que elegir entre un centenar de caminos
 sólo uno, y vivir sin nostalgia de los otros noventa y nueve.»

- Fernando Sabino -


Le has pedido perdón a tu pasado
como si acaso eso sirviese
para besar los ojos
del cadáver
y sentir el viaje aun caliente
de las tardes indescifrables. 

Has abrazado la tumba de lo que
fuisteis
y has sentido la muerte como algo
tangible.
Imagino que has recordado.
Imagino silencio,
la soledad inconsciente
el gesto involuntario.

Entiendo la sangre coagulada
el dolor de abrir las manos después 
de tenerlas cerradas tanto
tiempo.
También yo guardo aquel frío
junto a las cosas importantes. 

También yo acaricio los cristales 
rotos
en madrugadas caleidoscópicas.

También deseo
sobrevivir
a la primavera.  

He pintado las paredes
y se me ha atragantado la metáfora.
He pensado en un cuerpo
lleno de constelaciones.
Déjame escuchar cómo pronuncias:
mañana será otro día,
déjame ensuciar con tinta
los lazos invisibles que nos atan
a los otros.

Sé que encontraré tu mirada  
cuando cierre los ojos
en la oscuridad,
de la manera en que sé
que en mis peores noches
vendrán a desnudarme
las mujeres de tu vida.

Sé que convertiremos los años
en fuego,
de la manera en que sé
que antes de morir tendremos la sensación
de no haber aprendido
nada. 




1 comentario:

Pez de ciudad. dijo...

Qué bueno -y qué cierto- leerte.