sábado, 10 de enero de 2015

Sobre la rareza de seguir.


Aquí había alguien que estaba y estaba
que de repente se fue
e insistentemente no está.

- Wislawa Szymborska-



Estamos bebiendo vino y recitando
poemas de Pavese
de Szymborska,
de Rimbaud, de Pizarnik
de poetas que se apilan en la estatería,
estamos bebiendo vino y bailando
canciones extrañas que hablan de viajes
y promesas en inglés,
estamos bebiendo vino y hablando
de la nostalgia de la infancia y del miedo
a la enfermedad, del paso de los años
y de los perros que ladran
en los cementerios,

estamos bebiendo vino y recuerdo
cómo aquella noche lloré
en silencio
porque habías muerto. 




2 comentarios:

Marina Stendhal dijo...

Precioso Marina, me alegro mucho de poder leer tu blog :) ¡me suscribo!

danilita21 dijo...

Hay noches en que el paso del tiempo se nos antoja inevitable. Me he quedado viendo la escena. Volveré pronto.