Lo que hay aquí:

martes, 28 de abril de 2015

El instante que acontece.


«Fue una chispa, un instante. Aconteció.
Yo acontecí en ese instante.
Puede que usted también lo hiciera.
»

-Chantal Maillard- 


Conozco la salida
la descubrí en aquellos libros que aún
no estaba preparada para leer
la aprendí en el bosque del primer amor
la comprendí, en la tristeza del que emprende un viaje sin retorno
(quién sabe dónde
se perdió tu memoria)
conozco la salida
porque la ví con los ojos limpios de odio
la acaricié con las manos inseguras 
y escuché a través de su puerta un grito vacío 
e insalvable. 

¿Por qué nadie se detuvo antes a explicarnos
en qué consistía la muerte? 
¿Por qué necesitamos saber que existe un lugar
un pensamiento o un pájaro
al que llamar hogar
para sentirnos amados? 

Aquellas madrugadas enigmáticas
creí haber perdido la esperanza
pero por alguna razón inalcanzable:

 todo
continúa. 





3 comentarios:

Pez de ciudad. dijo...

Todo
continúa.

No dejes de continuar, Marina :) Siempre es un placer leerte.

Bluemīnda dijo...

Me ha encantado, Marina.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Leo esto y siento que leo poesía de verdad. Un poco de agua potable en esta inundación de falsos poetas. Lástima que sean ellos los que venden tantos libros. Tú eres la herida y el poema. Enhorabuena, sigue escribiendo.