viernes, 9 de septiembre de 2016

serendipia


«Donde está el peligro crece también lo que salva.»

- F. Hölderlin -



I.

polillas 
obstinadas 

somos el vuelo a lo que mata

II.

comprendo el misterio irresistible
lo frágil del impulso, 
la tierra en las manos

comprendo el deseo impronunciable
lo sutil de las huellas 
la ingravidez de la boca

la ciudad se abre paso sobre si misma,
todo brilla más
cuando se mira con ojos nuevos 

II.

¿para qué mantener una casa vacía?
¿para qué alimentar dos sombras
consumidas
de tanto reflejarse?

sufrimos el dolor de la metamorfosis 
para aprender 
a respirar bajo el agua.




1 comentario:

Anaïs Costa dijo...

Me han parecido preciosos tus versos, pero entre las sombras consumidas y los ojos nuevos me has hecho sentirme entre tus palabras. Un abrazo.