Lo que hay aquí:

sábado, 11 de febrero de 2017

dame tregua



aprendimos a flotar en el vacío
de las tardes de alquiler
era fácil
desprenderse
de la gravedad
alzarse
sobre el suelo
era fácil 
contar los nombres con los dedos
de una mano
decir adelante
era fácil 
ahuyentar a los fantasmas
que ahora bailan en esta fiesta
triste

aprendimos a elegir en el abismo
que existe entre un minuto y otro
no fue fácil
desprenderse 
de aquellas palabras
alzarse
sobre las estrellas 
no fue fácil
cerrar la mano
decir adelante
no fue fácil 
mirar al rededor 
palpar la ausencia. 


No hay comentarios: