jueves, 2 de marzo de 2017

el vértigo



I.

quise decir una noche estrellada
o quizás un grito
el grito salvaje de la naturaleza
resurgiendo 

quise aparentar la calma
mientras alrededor todo ardía

quise tocar el fuego 


II.

no
el tiempo no existe

si te acercas lo suficiente te mostraré
cómo brillan mis manos azules
cuando dibujan líneas curvas en los bordes de los mapas


(III.

ahora
detengámonos un momento
vamos a hablar de que la realidad es un sueño
dentro de otro sueño)


IV. 

quise decir una noche estrellada 
o quizás permanecer
observando un mar  que vuelve siempre sobre si mismo 

quise explicarlo con palabras de este mundo
y no;

quise conservar aquella calidez 


V.

el poema es una escalera de cristal
la subo de puntillas, observo
el vacío bajo mis pies


VI.

me dijo dediquémonos un rato
a mirar las nubes

fue ahí cuando aprendí a descifrar los lenguajes secretos


VII.

no
el tiempo no existe.